Terraceo y un rosado contra el calor

Las temperaturas no quieren dar tregua, el verano ha llegado y ha entrado por la puerta grande. Nuestro principal consejo para hacer frente a las olas de calor que nos están llegando es practicar el ‘terraceo’ con unos buenos amigos, la familia o compañeros de trabajo y acompañado de un vino fresquito.

Los rosados son una buena elección para el verano por su faceta refrescante y además son vinos ligeros.

Finca Vademoya Rosado se elabora con uvas tintas y para conseguir ese color rosa o anaranjado el mosto está muy pocas horas en contacto con los hollejos de la uva. Se caracteriza por un bonito color rojo frambuesa, y se percibe un recuerdo a fresa en nariz. En boca es sabroso y bien estructurado.También tiene que ver con que es más versátil a la hora de combinarlo con alimentos como, por ejemplo,  los arroces de verano, las paellas, ensaladillas rusas, charcutería, gazpachos y carnes a la brasa.

 

 

 

 

Los tintos también son para el verano

 

El tinto de verano es uno de los refrigerios más habituales en terrazas cuando suben las temperaturas. Pero los apasionados de los tintos saben que en verano no hace falta renunciar a la fuerza y sabor de un buen vino tinto. Esta época del año nos pide platos más livianos y por lo tanto su acompañamiento tendrá que ser ligero.

Los vinos jóvenes de baja graduación y buena acidez pueden ser un buen acompañante de la ensalada, sopas frías o incluso la tradicional paella.  Además, si el vino no se encuentra a una temperatura ambiente adecuada (16º-18º) se puede enfriar ligeramente para mantener sus matices aromáticos y encontrar una temperatura más adecuada al ambiente.

Nuestro Finca Valdemoya Tinto Jóven está elaborado con Uva de la variedad Tempranillo y se caracteriza por su color cereza granate con bordes violáceos. Tiene un aroma potente con recuerdo de frutos rojos, boca estructurada y jugosa con personalidad primaria frutal y buena persistencia. Es ideal para tomar con carnes, embutidos y quesos. ¿Te atreves a probarlo?

 

 

El Frizzante, nuevo complemento de verano

Con la llegada del verano nuestro primer pensamiento es cambiar nuestra ropa de temporada. Sin embargo, nuestro cuerpo pide algo más, un cambio en nuestra alimentación. Durante la época estival nuestra alimentación es mas ligera, las ensaladas, el pescado y el marisco son algunos de los ejemplos más comunes de menú de verano. Estos platos invitan a acompañarlos elaboraciones dotadas de mayor frescura, suaves, afrutadas y sobre todo con menos sensación de alcohol.

La apuesta más común son los verdejos y toda la gama de blancos. Sin embargo, cada vez más el protagonista del verano es el vino Frizzante. En nuestras Bodegas contamos con dos variedades:

  1. Finca Valdemoya Frizzante Verdejo: está elaborado con con uvas de la variedad Verdejo, variedad autóctona de la D.O. Rueda.  Es un vino fresco, estructurado y frutal fácil de beber y perfecto para compartir. Tiene un característico color amarillo pajizo con ribetes verdosos, en nariz se perciben notas frutales, muy fresco. En boca es explosivo gracias al carbónico natural.
  2. Finca Valdemoya Frizzante Tempranillo: está elaborado con la variedad de uva Tempranillo 100% . Vino de la Tierra de Castilla y León. Tiene un distinguido y elegante color rojo frambuesa. En nariz se aprecian sus notas frutales, fresa y gominola, y también es muy fresco. Chispeante en boca, se degusta su suave dulzor que lo hace muy agradable y muy fácil de consumir.

Esta nueva variedad está englobada dentro de los vinos de aguja, de finas burbujas, dulces y con una baja graduación alcohólica (en torno al 5% aproximadamente). Son vinos muy novedosos, originales y refrescantes, que han cosechado una gran aceptación en el mercado, especialmente entre jóvenes y desconocedores del mundo del vino.