La bodega Hijos de Alberto Gutiérrez S.L. recibe tres medallas en el “Concours Mondial de Bruxelles” 2015

DeAlberto Dorado, ha obtenido la Gran Medalla de Oro en la 22ª edición del prestigioso Concurso Mundial de Bruselas que tuvo lugar el pasado 8 de Mayo en Bruselas (Bélgica). Este vino blanco elaborado con la variedad Verdejo se caracteriza por color de oro viejo, limpio, brillante y por su aroma intenso y complejo con recuerdos de frutos secos. El jurado de este prestigioso concurso, compuesto por expertos internacionales, ha catado más de 8.000 muestras de vino.  Los vinos “DeAlberto Verdejo” y “Guti Verdejo” e también entraron en la lista de premiados en Bruselas con dos medallas de plata.

Gracias a este reconocimiento, DeAlberto Dorado ha entrado a formar parte de la lista de los diez mejores vinos españoles del mundo.

 

Monasterio de Palazuelos, Medalla de Oro en BERLINER WEIN TROPHY

Berliner Wein Trophy 2014

La organización del Concurso Internacional «Berliner Wein Trophy» ha otorgado la medalla de Oro para el Verdejo ‘Monasterio de Palazuelos’, un vino muy demandado en esta época del año por su perfecta sintonía con los aperitivos. Su toque afrutado y seco elaborado con la uva verdejo, autóctona de la D.O.Rueda  se ha convertido en uno de los caldos con mejor penetración en el mercado y ferias de gastronomía. El pasado obtuvo el segundo puesto en los premios Sarmiento, certamen  que se otorga al mejor vino verdejo joven del año.

El Monasterio de Palazuelos se caracteriza por su toque Amarillo pajizo con reflejos verdosos, su intensidad en nariz  destaca los aromas frutales con tonos de heno y recuerdos anisados. En boca es fresco y sabroso, destaca su buena estructura y persistencia.También está recomendado para tomar con aves, mariscos y pescados

Los premios otorgados por El Berliner Wein Trophy  han conseguido un reconocimiento internacional gracias a su exclusividad e ímpetu en cada edición por mejorar la calidad de la selección. Este Febrero de 2014 ,celebró su 18ªedición en Berlín (Alemania) patrocinado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), quién el año pasado decidió establecer un máximo de 3.500 inscripciones en cada una de sus catas. La delimitación en la participación supone un plus de valor tanto para participantes como para galardonados y en uno de los premios más deseados por las Bodegas a nivel mundial.