Los tintos también son para el verano

 

El tinto de verano es uno de los refrigerios más habituales en terrazas cuando suben las temperaturas. Pero los apasionados de los tintos saben que en verano no hace falta renunciar a la fuerza y sabor de un buen vino tinto. Esta época del año nos pide platos más livianos y por lo tanto su acompañamiento tendrá que ser ligero.

Los vinos jóvenes de baja graduación y buena acidez pueden ser un buen acompañante de la ensalada, sopas frías o incluso la tradicional paella.  Además, si el vino no se encuentra a una temperatura ambiente adecuada (16º-18º) se puede enfriar ligeramente para mantener sus matices aromáticos y encontrar una temperatura más adecuada al ambiente.

Nuestro Finca Valdemoya Tinto Jóven está elaborado con Uva de la variedad Tempranillo y se caracteriza por su color cereza granate con bordes violáceos. Tiene un aroma potente con recuerdo de frutos rojos, boca estructurada y jugosa con personalidad primaria frutal y buena persistencia. Es ideal para tomar con carnes, embutidos y quesos. ¿Te atreves a probarlo?

 

 

Categorías